Mostrando todos los resultados (5)

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea

Navegar por Lista de Deseos

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea 250 gr

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea 5,3 Kg

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea 500 gr

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea 80 gr

Miel de Ajedrea

Miel de Ajedrea 950 gr


MIEL DE AJEDREA

ORIGEN: España y otras áreas de la Península Ibérica
ESPECIE REPRESENTATIVA: Ajedrea (Satureja spp).
COMPOSICIÓN FLORAL MAYORITARIA: Ajedrea (Satureja spp), Tomillo (Thymus vulgaris L), Carrasca( Quercus L.), Salvia (Salvia officinalis L.) y Espliego(Lavándula angustifolia ). ÉPOCA DE PRODUCCIÓN: Verano a primeros de otoño.
COLOR: Ambarino variado multicromático.
SABOR: Dulce y delicado, semi intenso.
AROMA: Superior, intensamente aromático y perfumado.
PECULIARIDADES: Miel cruda, pura, no homogeneizada, no filtrada, sin azúcares añadidos.
CONSERVACIÓN: Mantener en lugar seco, semioscuro y fresco.

**En su proceso natural, la miel cristaliza y endurece en función de diversos parámetros (temperatura, origen floral, etc.

CARACTERÍSTICAS DE LA MIEL DE AJEDREA

La miel de ajedrea es una de las mieles naturales puras más aromáticas y consistentes, puesto que en su recorrido esencial, suele ir acompañada de plantas intensamente fragantes como el tomillo, romero, salvia, lavanda, etc.., las cuales acumulan rica esencia en terrenos pedregosos del monte medio aragonés.

Posee un amplio contenido en polen y néctar de las flores de especies aromáticas varias (ajedrea, romero, tomillo, lavanda,..), así como de mielatos de arbustos chaparros (carrasca,..).
Comprende una vasta gama de colores naturales ambarinos muy variables en función de la predominancia floral del momento. Excelente sabor delicado, semi intenso, compendio de multitud de sensaciones serranas, aderezado ocasionalmente por la fuerza de los aguerridos mielatos tardíos que acrecientan sus cualidades organolépticas hasta rangos superiores.
Destaca su aroma supremo intensamente aromático y perfumado, propio de la amalgama varietal de la zona que proporciona mieles de excelente calidad.

EXCELENCIAS DE LA MIEL DE AJEDREA

La miel natural selecta de ajedrea recolectada por nuestras abejas, al igual que el resto de productos melíferos de la colmena (polen, propóleos, jalea real,..), cumple todos los requerimientos saludables para ser un producto natural de increíble valor:

• Cruda: no ha sido sometida a procesos de sobrecalentamiento (más de 40 º) ni pasteurización; de este modo, logramos mantener inmaculadas todas las vitaminas, nutrientes y enzimas, además de sus extraordinarias cualidades gustativas y olfativas. • No homogeneizada: jamás mezclamos ni homogeneizamos mieles naturales de diferentes áreas geográficas o florales, porque nuestro objetivo permanente es mantener la esencia y pureza durante todo el proceso de manejo. • Pura: la producen las abejas mediante el proceso natural de libación de polen, néctar y secreciones de plantas e insectos chupadores, para proceder después a su transformación y almacenamiento en los panales del interior de la colmena; se trata de un orden productivo carente de la influencia de factores ajenos a los que la propia naturaleza proporciona. • No filtrada: es la garantía para la conservación permanente de todas las cualidades naturales de origen y de este modo obtener un producto natural único. • Sin azúcares añadidos: contiene únicamente azúcares naturales saludables propios de una miel natural no adulterada.

CONSEJOS DE USO

Las mieles naturales de ajedrea recolectadas por nuestras abejas poseen características únicas, de tal modo que es aconsejable tomarlas directamente, saboreándolas dentro de la boca el mayor tiempo posible antes de ingerirlas. Para hacerlas más manejables en aquellos casos que se prefieran diluidas, se recomienda como mucho, calentar al “Baño María” a temperatura que no supere nunca los 40 º para evitar la pérdida de cualidades.

CONSEJOS DE CONSERVACIÓN

Mantener en lugar seco, semioscuro y fresco para mantener intactas de un modo natural todas sus cualidades.

¿DE DÓNDE PROCEDE?

Esta exquisita y tradicional miel de ajedrea, es producida por la abeja como resultado de la libación al extraer polen y néctar de las flores de especies como ajedrea (Satureja spp), tomillo (Thymus vulgaris L), salvia (Salvia officinalis L.), espliego o lavanda (Lavándula angustifolia ), flora silvestre autóctona variada del bosque aragonés, y mielatos tardíos procedentes mayoritariamente de las secreciones de carrascas (Quercus L.) y de algunos insectos chupadores ubicadas en zonas de bosque bajo aragonés.

Entre esta gama de vegetales eminentemente aromáticos, destaca la ajedrea como especie más representativa, tratándose de una planta semileñosa armoniosamente ramificada de porte semiarbustivo (30 a 40 cm de altura), hojas opuestas lanceoladas verde grisáceas, típicas flores de colores blanquecinos y fruto a modo de aquenio anguloso.

LA MIEL DE AJEDREA, ETIMOLOGÍA E HISTORIA

El vocablo ajedrea (Satureja montana) proviene del árabe hispánico con prestancia del latín “satureia” y por ende de la variante “jedrea”, vocablo ya usado en el siglo I a.C. por Ovidio entre otros, aunque su origen real es incierto; también Plinio citó al término “satyr”, para describir criaturas medio hombre, medio cabra que habitaban bosques mitológicos.

Se puede interpretar que al ser una hierba muy utilizada antaño a nivel culinario para aderezar macedonias, ensaladas y misceláneas de verduras (donde se combinaban en un mismo plato diferentes alimentos), pudiere dar lugar al término “satura”, variante femenina del adjetivo satur, satura, saturum (lleno, colmado, repleto de alimento), que a su vez originó el verbo saturar. También se le atribuyen posibles raíces indoeuropeas y ciertos vínculos con el griego.

El origen de la ajedrea como tal se cree posible en ciertas áreas de la Europa meridional, siendo muy frecuente en las costas españolas y del Mar Negro.
En la antigua Roma, se utilizaba a través del masaje en las relaciones amorosas, bien en brebaje ingerido, bien mezclada con miel. El poeta Virgilio y Plinio el Viejo ya mencionaban en sus escritos las cualidades de esta maravillosa miel pura que producía la abeja, libando flores en panales próximos a cultivos de plantas de ajedrea.
En el Medievo formó parte de bellos jardines, ya fuere cultivada a nivel hortícola, bien plantada en orillas de caminos o como matas aisladas en parterres.
Durante el siglo XIX comenzó a ser cultivada e introducida por los italianos en la cocina tradicional por su excelente calidad y exquisitas cualidades organolépticas.

RECETAS CON MIEL DE AJEDREA

ENSALADA FRESCA DE TOFU Y MIEL DE AJEDREA.
Mezclamos en un bol salsa de soja, una pizca de canela, aceite de oliva virgen y miel natural artesanal de ajedrea; en un segundo bol, añadimos harina de espelta y semillas de sésamo y girasol trituradas. Mojamos los trozos de tofu en salsa de soja, miel de ajedrea y aceite y los rebozamos con la mezcla farinosa y una cantidad justa de aceite, desecando luego en papel de cocina absorbente.

Cortamos un tomate de la tierra y unas hojas de lechuga romana en trozos no demasiado grandes, salteamos por encima aceitunas negras sin hueso, aguacate troceados y ajo negro laminados.
Colocamos encima el tofu frito y aliñamos la ensalada con sal marina, vinagre de manzana, tomillo y romero en polvo y aceite de oliva virgen. Colocamos una flor de azahar natural decorativa y dos puntitos de miel tradicional de planta de eucalipto balsámica en el contorno del plato.
¡Eh aquí el resultado, nuestra fresca ensalada de verano plena de sabor y de llamativos colores está lista!! ¡.. y además viene repleta de multitud de cualidades!!